Un informe de la agencia EFE, divulgado recientemente, da cuenta de un estudio realizado por la Universidad de la Borgoña y el Instituto de Agricultura Orgánica de Suiza, en el que se demuestra que el vino de producción ecológica –libre de pesticidas– contiene doble cantidad de resveratrol (molécula presente en la uva y el vino y al que se le atribuyen propiedades anticancerígenas y antioxidantes) que el no sometido a estas prácticas.

El profesor de Enología de la Universidad de La Rioja, Juan Carlos Sancha, ofreció los resultados de la investigación dentro la Primera Jornada Universitaria del Vino Ecológico.

Sancha asegura que el resveratro es un mecanismo de defensa de la planta.

Según el citado estudio, los vinos blancos y tintos ecológicos contienen 12 miligramos por litro de resveratrol frente a los 6 de un vinocuya uva ha sido tratada con fitosanitarios y abonados químicos “de una forma abusiva”.

Sancha, quien también es enólogo de profesión, ha defendido que los vinos de producción ecológica son “los más naturales” y ha advertido sobre el “abuso de fitosanitarios y abonados químicos”, por considerar que incrementan la salinización de los ríos.

Según Sancha, “el vino no debe dar pie a escándalos de este tipo”, sobre todo por la necesidad de dar al consumidor la seguridad de ingerir un vino saludable.

Este investigador también ha expresado su precaución con el uso de levaduras transgénicas en la mejora de la calidad del vino e, incluso, ha calificado de “inoportuno” su implantación.

El informe de la agencia EFE destaca la posición de Sancha en el sentido de que debe seguirse investigando en este campo “con prudencia” e, incluso, aboga por la diferenciación en el etiquetado de productos libres de ingeniería genética de los que no lo están.