47295231-cachedEl hogar espiritual

Construida en 1700, Easter Elchies House es un buen ejemplo de la arquitectura de las casas patronales en la región de Highland.  El entorno se caracteriza por una enorme riqueza paisajística. La residencia es el epicentro de un terreno de 158 hectáreas, cuarenta de las cuales se dedican al cultivo de de la exclusiva cebada MinstreL, utilizada para la elaboración del whisky Macallan. Vacas y ovejas de pastoreo pastan en la propiedad, donde también se dan cita numerosas especies de plantas y animales silvestres, conviertiendo a la finca en un paraíso de la biodiversidad escocesa. Uno de los linderos bordea el río Spey, sin duda un importante reservorio para el salmón.

Esta conexión de Macallan con la naturelza constituye un primer pilar de fortaleza para la destilería.

El exclusivo juego de alambiques de la destilería de Macallan. Foto cortesía de Macallan.

El exclusivo juego de alambiques. Foto cortesía de Macallan.

Alambiques pequeños

El espíritu artesanal que distingue a los whiskies de Macallan se refuerza con el uso de uso de 14 pequeños alambiques, cuyo principal aporte es el realce de las propietales frutales de la bebida final. Es la única destilería de Speyside con alambiques de este tamaño.

Además del tamaño, el diseño de los alambiques permite mantener el máximo contacto del líquido con la las paredes de cobre. A su vez, este factor conduce a una mayor concentración de los componentes y, por esta vía, a la riqueza olfativa y gustativa de todos los whiskies de Macallan.

Cada unidad cuenta con una capacidad de destilación de 3.900 litros. Los pequeños alambiques de Macallan han alcanzado tanta notoriedad en en Escocia que una imagen de los mismo ilustra el reverso de los billetes de 10 libras del Banco de Escocia.

Un ensamblaje perfecto

Macallan sólo utiliza el 16% de la destilación para llenar las barricas de roble. Es decir que la confección de los whiskies de Macallan sólo se vale de los mejores componentes de la destilación.

Es uno de los cortes mejor seleccionado de toda la producción de whisky en Escocia. El resultado un whisky de gran cuerpo y complejidad. El aguardiente de cebada, incoloro y cristalizando, sale de los alambiques cuando alcanza un porcentaje de alcohol por volumen del 69.8% Es, sin duda, un óptimo punto de partida para todos los whiskies de Macallan.

Barricas excepcionales

Las barricas de roble de Macallan se convierten en el principal factor de la calidad, así como de los colores naturales y de los particulares aromas y sabores de todos los whiskies de la destilería. De hecho, el 60 por ciento de los whiskies añejos obtienen su identidad gustativa de las barricas donde maduran. Debido a esta situación, Macallan invierte más por barrica que ninguna otra destilería escocesa. La inversión incluye la selección de la madera, la fabricación de los toneles, el proceso de curado y el mantenimiento de cada uno de estos recipientes.
Las barricas de roble español utilizadas por Macallan se curan con jerez y este aporte se traduce en aromas de chocolate, naranja, frutos secos y especias dulces. A su vez, las barricas americanas curadas con jerez aportan cítricos dulces, especias suaves, vainilla, discretos aromas a roble. Finalmente, las barricas de roble americano curadas con Bourbon otorgan aromas y sabores a cítricos dulces, coco y roble.

Las barricas se elaboran en España y Estados Unidos, y se curan con jerez y bourbon.

Las barricas se elaboran en España y Estados Unidos, y se curan con jerez y bourbon.

El color natural

La variada paleta de colores de los whiskies de Macallan se deriva exclusivamente de la madera con la que están hechas nuestras barricas excepcionales.

El color de los whiskies de Macallan, embotellados en la destilería, es natural. La interacción del nuevo espirituoso con el roble entrega una rica diversad de tonalidades en todos los whiskies del portafolio: desde los ligeros matices de roble hasta los tonos oscuros de la caoba.  Esta paleta de colores naturales se fija en el líquido a diferencia de los colores artificiales que se desvanecen cuando quedan expuestos a la luz. Se requiere de una gran habilidad por parte del maestro whiskers para alcanzar una consistencia de color natural en cada producto embotellado.

Espirituosos audaces

Desde sus humildes orígenes, en 1824, Macallan ha pasado de ser una pequeña empresa local para consagrarse globalmente como una exponente de la calidad. El maestro mezclador Bob Dalgarno  y su equipo analizan de manera olfativa miles de muestras para conseguir las expresiones asociadas con Macallan. Esta tarea de precisión, sumada a la hábil mezcla de diferentes barriles, representa el último camino a la creación de uno de los mejores whiskies del mundo.

Muestras de whisky extaídas del barril para análisis.

Muestras de whiskys extraídas del barril para análisis. Foto de Macallan.