El vodka James Bond de Belvedere.

Los tiempos cambian. En sus primeras películas, James Bond bebía Bollinger, uno de los más finos espumosos franceses. Ahora, en Espectro, la vigésimo-cuarta cinta del agente 007, su trago de rigor es un vodka de la célebre casa de productos de lujo Moët Hennessy Louis Vuitton. Hablamos del vodka Belvedere, de origen polaco, que, de paso, ha lanzado una agresiva campaña mundial para recuperar parte del terreno perdido por los destilados blancos frente a los oscuros.

La campaña de Belvedere se llamará Bond 24, en alusión al número de 24 de la ya larga serie cinematográfica, que ha tenido como protagonistas a actores como Sean Connery, Roger Moore, George Lazenby, Timothy Dalton, Pierce Brosman, y Daniel Craig.

El acuerdo con los productores incluye dos botellas de edición limitada y otras más de 1,75 litros, llamada MI6, como tributo a la central de inteligencia a la que pertenece Bond. Sólo se se han envasado 100 botellas.

Además, durante 2015, habrá más lanzamientos de Belvedere alrededor del agente secreto. Un botella metálica de la serie Silver Saber Bottle se venderá entre 300 y 500 dólares y se destinará a los clubes nocturnos.