Foto cortesía de G-Vine.

Foto cortesía de G-Vine.

Cuando la sinfonía de nuevas ginebras parecía haber terminado en los  mercados latinos –tras la llegada de Hendricks, Bulldog y Citadelle, entre otras–, empieza a sonar ahora el ritmo de G-Vine, la exclusiva ginebra francesa elaborada con uvas, y aromatizada con una serie de interesantes botánicos que se salen de partitura frente a las tradicionales dry gin inglesas.

G-Vine se distingue por tener como componentes principales los primeros brotes de la variedad Ugni Blanc, predominante en Cognac, en Francia, con la cual se elaboran los vinos de base del famoso brandy de esta región francesa. Los otros componentes son raíces de jengibre, regaliz, cardamomo verde, corteza de cassia, cilantro, bayas de enebro, nuez moscada y bayas de cubeb.

Foto cortesía de G-Vine.

Foto cortesía de G-Vine.

Floraison, la más femenina, se elabora principalemte con los racimos aún en flor. Y la Nouaison aprovecha el fruto recién cuajado, es decir, todavía verde.

Las sensaciones exóticas de estas dos ginebras ya han convertido a G-Vine  en una de las mejores marcas del mundo. Lo cierto es que, terminada la primera copa, la tentación es servirse la segunda.

En Colombia, la casa comercializadora es DLK importaciones.