Una botella con todos los rasgos de una ocasión irrepetible. Foto oficial de Johnnie Walker & Sons

Muy pocas personas en el mundo podrán comprar la nueva botella de Johnnie Walker & Sons, elaborada por la destilería escocesa para conmemorar el Jubileo de Diamante de la Reina Isabel II, en 2012. Se trata de una edición limitada de 60 botellas. Los recipientes están hecho de Baccarat e incluyen ornamentos de plata diseñados por la firma Hamilton & Inches, de Escocia. El juego incluye dos finísimos vasos de cristal de Cumbria, grabados por Philip Lawson Johnson, con escenas de la vida salvaje de los castillos de Balmoral y Sandringham. El complemento es un diamante de medio quilate incrustado en la botella. ¿El precio? US$158.000. Las ganancias se destinarán a un fondo de la reina que ayuda a estudiantes de artes y oficios. La revista argentina Joy informa que el kit sale a la venta el 12 de febrero.