¿Por qué tienen las botellas una hendidura en su base? Decenas expertos tejen numerosas teorías, pero ninguna ha logrado generar el consenso suficiente para calmar la curiosidad. Las disquisiciones incluyen: entre más profunda la hendidura, más fina la bebida; el hoyuelo es una barrera para impedir la circulación de sedimentos por el envase en los vinos no filtrados o añejos; es el vestigio de la vieja técnica de soplado de la botella, que obligaba a dejar un espacio libre y profundo para evitar que el retiro del tubo dejara imperfecciones capaces de rayar los muebles; es una forma de incrementar la resistencia del envase y ayudar a mantenerlo estable; es un recurso para hacer que la botella se vea más grande y cause una impresión favorable en el consumidor; es un sistema para facilitar el vertido en la copa mediante la introducción del pulgar. Aunque todos estos argumentos tienen algo de validez, ninguno constituye una explicación contundente al dilema. ¿Si alguien tiene más combustible para el debate, bienvenido al fuego?