Este año, Diageo, la principal multinacional de bebidas alcohólicas del mundo, ha salido de compras en los mercados emergentes.

Las adquisiciones en proceso se concentran Europa del este y Latinoamérica, y con ellas la firma global británica busca compensar posibles pérdidas de mercado en países de consumo maduros.

En particular, Diageo ha iniciado un proceso de compra de la célebre marca de tequila José Cuervo, por una suma que puede alcanzar los 2.000 millones de dólares. José Cuervo ha formado parte del portafolio de distribución de Diageo en el mundo. Otra marca mexicana de tequila manejada por Diageo es Don Julio, considerada una de las más admiradas por los conocedores. Según un acuerdo firmado en 2003 entre José Cuervo y Diageo, la anterior compró, por 100 millones de dólares, el 50 por ciento de la marca Don Julio.

Hace unas semanas, Diageo también estuvo involucrada en una operación para  adquirir la marca Stock, dedicada a producir destilados de calidad en Polonia. Y el mes pasado, Diago compró la firma Mey Icki, decidada a la producción de bebidas alcohólicass en Turquía. Esta adquisición ascendió a más de 2.000 millones de dólares.

Otras célebres etiquetas de destilados bajo el control de Diageo incluyen los whiskies Johnnie Walker y el vodka Smirnoff. La multinacional británica también posee las marcas de rones Pampero y Cacique, y tiene los derechos mundiales de distribución de la marca guatemalteca Zacapa.