Hay vegetales que demandan una atención cuidadosa a la hora de servirlos al lado de una copa de vino. Tome nota de estos consejos:

Aguacate

Para penetrar en la densidad de este delicioso producto, recurra a un Sauvignon Blanc seco.

Espárragos

Intente combinarlos con un Sauvignon Blanc.

Alcachofas

En lo posible, evite servir vino si las alcachofas forman parte de la preparación de su plato preferido. Pero si insiste, elija un Chenin Blanc, que siempre presenta un buen punto de acidez.

Maíz

El sabor dulzón de sus granos invitan, sin duda, a un Chardonnay de cuerpo medio.

Hummus

Este puré, hecho con garbanzos, debe contraponerse con un vino de buena acidez, como, por ejemplo, un Chenin Blanc o un Albariño.

Aceitunas

Constituyen un producto difícil de combinar con la mayoría de los vinos blancos y tintos. Sin embargo, pueden llevarle a la gloria con un Jerez bien frío o con un espumante.

Trufas

Las trufas negras exigen un espumante, pero también pueden armonizar con un tinto especiado como el Syrah. Con las trufas blancas es recomendable un Pinot Noir o un Barolo (tinto) italiano.